Bibliotecarios de Derecho Trabajado a Través del Lente Jurídico 

Siguiendo de Cerca la Respuesta Legal al COVID-19 y América Latina y el Caribe

Click here to read in English

 

Por Marcelo Rodríguez y Michele A.L. Villagran

A mediados de marzo del 2020, cuando toda la ciudad de Nueva York se estaba preparando para comenzar su estado de emergencia y los casos de personas infectadas y muriendo a causa del COVID-19 estaban doblándose cada día, Marcelo decidió crear un grupo de bibliotecarios de derecho para seguir de cerca la respuesta legal de los gobiernos a esta misma crisis en América Latina y el Caribe. 

Este proyecto nació desde un lugar de frustración y esperanza. Los medios de comunicación se concentraban exclusivamente en la situación deteriorándose rápidamente en Europa Occidental y en los Estados Unidos. Escasa información estaba siendo diseminada o enfocada en países adyacentes. Era común recalcar que el COVID-19 había llegado a América Latina de manera “tardía” al compararse con Europa Occidential y los Estados Unidos. 

De esta manera, se nos daba a entender que la escasez de información era sólo una muestra de la escasez de casos o preparación en la región. Al contrario, Marcelo sabía personalmente que la situación en realidad se mostraba de manera diferente. A través de familiares, amigos y colegas que viven en varias partes de América Latina y el Caribe, Marcelo se había formado un panorama completamente diferente y a su vez entendiendo que nuestro bienestar en los Estados Unidos está íntimamente ligado al bienestar de América Latina y el Caribe y viceversa. 

Cuando se es un bibliotecario, uno entiende rápidamente que el acceso a la información es la clave de todo. Cuando se es bibliotecario de derecho, el acceso a la información legal y gubernamental se transforma en acceso a la justicia a través de una ciudadanía informada. Considerando cómo la situación se desarrollaba tan rápida y dramáticamente, debíamos hacer algo concreto y productivo que reflejaran los valores de un bibliotecario de derecho. A través del espíritu de comunidad e identidad, Marcelo comenzó a contactar a varios bibliotecarios de derecho que él había conocido anteriormente a través de la Asociación Americana de Bibliotecas de Derecho (AALL, por sus siglas en inglés). Luego de varios días, contábamos con un grupo fantástico de siete bibliotecarios de derecho siguiendo de cerca cada parte de la región. Inmediatamente, comenzamos a observar la respuesta legal en cada uno de los países y territorios, recopilar datos pertinentes y escribir una series de Reportes Bisemanales

Como bibliotecarios de derecho, nosotros creemos fervientemente que tenemos la habilidad y los contactos para exigir un entendimiento más abarcador y un enfoque más matizado sobre algún tema en particular. Nosotros esperamos sinceramente que este proyecto es sólo el primer paso para llamarnos mano en mano bajo el marco de una tragedia y erguirnos todos hacia la promesa de un mejor futuro para todo nuestro continente. Veamos algunos de los ejemplos sobre la situación en los países que los autores están siguiendo detenidamente y sus intereses personales con estos países. 

 

  Argentina, Uruguay y Chile 

Michele se unió a este proyecto porque estaba interesada en aprender más sobre cómo otros países, particularmente en América del Sur, estaban enfrentando la epidemia global. Ella espera que este proyecto sea el primero de futuras colaboraciones con la región de América Latina y el Caribe. En abril del 2009 como parte de su doctorado en la Universidad de Pepperdine, Michele tenía que escoger un viaje internacional entre Argentina o China. Ella seleccionó Argentina. Michele se enamoró del país - su gente, clima, comida, plazas, vino, flamenco, idioma, fútbol, historia. Aún en ese tiempo cuando Michele era una bibliotecaria de derecho a tiempo completo, ella se interesaba muchísimo por el derecho y siempre tomaba fotos de escuelas de derecho y edificios interesantes. 

dsf
Escuela de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, 20 de abril del 2009

klj
La escultura en forma de flor en la Escuela de Derecho de Buenos Aires, 20 de abril del 2009

Como resultado de este viaje, Michele ha incluído a la Argentina como uno de sus lugares predilectos para vivir y todavía se ha quedado en su lista. Seguir de cerca y observar la respuesta legal al COVID-19 en Argentina le ofrece a ella la conexión que ella sintió hace años atrás, esta vez de manera diferente. A pesar de que Michele no ha visitado Uruguay o Chile, ella pensó que sería interesante considerar cómo estos dos países se comparan con la Argentina. 

Podemos considerar a la Argentina como el país con más actividad alrededor de la crisis del COVID-19. Comenzó con su cuarentena mandatoria el 19 de marzo, pero en los meses consecutivos han habido preocupaciones a través sus poblaciones y grupos más vulnerables y más largos. Por ejemplo, el 28 de marzo criminales pedían su liberación dado el riesgo de contraer el virus en las prisiones. Con más del 35% de la población en Argentina considerada como bajo el nivel de pobreza, las preocupaciones son sin duda altas especialmente cómo estas comunidades de bajos recursos se estaban organizando contra el virus. El 6 de abril, el gobierno argentino pospuso los pagos locales de la deuda en dólares hasta el fin del año. Argentina ha lidiado con una situación inestable sobre su deuda por un cierto tiempo y la pandemia no ha ayudado. Incluso antes de la llegada del virus, las proyecciones vaticinaban un tercer año de recesión para la segunda nación más grande en América del Sur.

A pesar de que Chile parece contar con el plan de acción más abarcador que incluye datos oficiales, cuarentenas, autocuidado, protocolos, noticias y preguntas frecuentes, el presidente, Sebastián Piñera se encontró bajo gran presión al principio al anunciar la cuarentena nacional y seguir a su país vecino, Argentina. Algunos de los protocolos y consignas que merecen ser mencionados fueron confirmados a principios de abril. El 8 de abril del 2020, el senado chileno adoptó un protocolo para llevar a cabo sesiones de comités virtualmente durante los 90 días de la emergencia de salud declarada el 18 de marzo del 2020 por el presidente Sebastián Piñera. El protocolo provee que durante la emergencia los senadores puedan participar y votar en las sesiones de comités en persona o virtualmente. En mayo, el gobierno promulgó una ley creando un ingreso de emergencia para ayudar a familias. Los requisitos para pedir el ingreso de emergencia y quién es elegible se pueden ver en este enlace: http://www.ingresodeemergencia.cl/. El ministro de la salud, Jaime Mañalich anunció el “Carnet Covid”, el cual se le ofrecerán a los individuos que se han recuperado del COVID-19 así sea indicado en las pruebas de anticuerpos para permitirles salir de la cuarentena y otras restricciones. Este sería el primer caso de tarjetas de inmunidad en el mundo y su salida ha estado plagada de controversia. Según Bloomberg.com, Chile tiene el más alto nivel de pruebas efectuadas por cápita en América del Sur a más de 95,000.

Siendo un país pequeño en comparación con Argentina y Chile, Uruguay suele lidiar con sus problemas independientemente. Por el momento, también ha tenido un impacto mucho más menor financieramente que otros países. Las medidas del gobierno incluyen impuestos (directos o indirectos), empleo y estímulo económico. El 15 de abril, el parlamento uruguayo pasó la ley 19869 que provee un marco legal para la telemedicina. La nueva ley ofrece oportunidades para la industria de salud virtual y prioriza recursos alternativos para el acceso a consultas médicas y hospitales. 

 

Peru, Bolivia y Paraguay

Marcelo escogió observa a Perú, Bolivia y Paraguay como un reto personal y profesional. Ricos en recursos naturales y diversidad cultural, estos tres países ofrecen a su vez rasgos representatives como características especiales que los diferencian de la región. Las situaciones específicas en los tres países se han exacerbado durante la crisis actual al igual que los problemas más grandes que impactan no sólo estos tres países sino a la región entera. Desde el primer día, el seguir de cerca la respuesta legal al COVID-19 en estos países ha sido un acto de equilibro entre acentuar un problema específico, mientras tratamos de entender el marco global y respuestas similares en otras partes de la región. 

Por ejemplo, el 2 de abril Perú, junto con Panamá, comenzaron a restringir el movimiento de las personas en base a su género. A las mujeres y los hombres se les permite salir de sus hogares sólo en las tres días asignados a su género. A nadie se le permitía salir de sus hogares los domingos. Esta medida restrictiva basada exclusivamente en género se convirtió en eje de controversia con la comunidad transgénero en Perú al igual que creó una cantidad significativa de caos y confusión en toda la población. El 10 de abril, Perú canceló la controversial medida. Sin embargo, Panamá continúa su implementación y desde finales de abril, la capital de Colombia, Bogotá, ha decidido de implementar una política similar. Estas políticas fallidas y discriminatorias son desafortunadamente parte de un patrón latente de transfobia, el cual el COVID-19 ha exacerbado o ha llevado a la atención de todos: carencia de acceso a cuidado médico, acoso por parte del público al igual que las fuerzas policiacas y el miedo a reportar cualquier abuso

jkadds

El 21 de marzo, la Sala Plena del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia suspendió las elecciones presidenciales anteriormente pautadas para el 3 de mayo y también declaró una suspensión de 14 días de todas las campañas electorales. Dada la crisis política desde finales del año pasado cuando el anterior presidente, Evo Morales dejó el país y provocó protestas nacional, la legitimidad del gobierno temporero actual de Jeanine Añez has sido puesto en duda en varios lugares. A pesar de estas preocupaciones, las elecciones del 3 de mayo eran consideradas por todos como el camino democrático a seguir en un país abrumado en una situación política precaria. Tomando ventaja de su control político sobre el parlamento, la oposición aprobó una moción mediante la cual las elecciones tienen que llevarse a cabo antes del 2 de agosto. La suspensión de elecciones es uno de los ejemplos de la necesidad de asegurar transparencia, responsabilidad y participación ciudadana en todos los eslabones del proceso político ahora más que nunca.  

ads

Comparado con los otros dos países, Paraguay parece haber escapado lo peor de la pandemia sin haber tenido que implementar políticas rigurosas. El presidente, Mario Abdo Benítez ha sido laudado por las acciones de su gobierno al igual que criticado por la falta o el lento proceso de pruebas en el país. Como país sin litoral, Paraguay es a su vez un ejemplo de la imperiosa necesidad de una respuesta regional e internacional a una pandemia a la cual no le importa las fronteras políticas. A pesar de su bajo nivel de personas enfermas o muertas, Paraguay se enfrenta a retos y desafíos considerables ahora que Brasil se convierte en el epicentro de la crisis en la región. El presidente de Brasil, Bolsonaro ha minimizado la situación en su país irresponsablemente y como consecuencia ha puesto en peligro cualquier progreso en los países adyacentes. Fronteras porosas, la presencia de comunidades indígenas aisladas a través de las fronteras, refugiados provenientes de Venezuela y las importantes cadenas de suministros son todos factores importantes en una situación explosiva la cual exige un enfoque de colaboración regional e internacional. 

 

Próximos Pasos

Este proyecto se encuentra sólo en sus pasos iniciales. Luego de dos meses observando la situación, el equipo de siete bibliotecarios de derecho continúa a seguir de cerca sus respectivos países:

Nuestro grupo incluye bibliotecarios de derecho de todos los segmentos: gobierno, bufetes de abogados, universidades y educación LIS. La diversidad en nuestros antecedentes profesionales es uno de nuestros rasgos más importantes y cada uno contacta sus redes respectivas para compartir nuestros reportajes y crear interés en nuestro proyecto. 

Contamos también con nuestra página de internet, “Monitoring the Legal Response to COVID-19 in Latin America and the Caribbean” en inglés, en la cual incluímos nuestros reportajes bisemanales, fuentes de información más fidedignas y publicaciones. Además puedes aprender sobre cada uno de los participantes. El proceso de observar las respuestas legales desde políticas hasta legislación y preocupaciones jurídicas específicas a varios países continuará hasta julio del 2020. Luego de finalizar este proceso, nuestro equipo tiene pensado entamar un a serie de pasos conducivos a varias colaboraciones, publicaciones y presentaciones. 

 

Colaboraciones

Nuestro equipo de bibliotecarios fomenta todas las colaboraciones potenciales con otros grupos, asociaciones o individuos. Este proyecto tiene muchos ángulos que pueden ser explorados con otras posibilidades. En este momento, estamos en proceso de crear proyectos similar en otras jurisdicciones, por ejemplo en países africanos o asiáticos. Nosotros creemos que el cielo es el límite con este tipo de proyecto y que cada jurisdicción merece representación, si es posible. 

 

Publicaciones

Otro propósito de este proyecto es compartir y diseminar nuestro análisis y hallazgos con varios grupos: bibliotecarios, académicos, corporaciones y organizaciones que puedan estar interesados. Esperamos publicar nuestros esfuerzos en varios lugares diferentes ya que este proyecto es único y los hallazgos son particularmente únicos dado que la mayoría de la cobertura del COVID-19 has sido concentrada en los Estados Unidos o local. Las oportunidades incluyen publicar nuestras investigaciones en artículos académicos a través de publicaciones legales, de las ciencias de la información y biblioteconomía al igual que libros. Estamos también considerando publicar en varios idiomas. 

 

Presentaciones

Junto con nuestros de deseos de publicar, esperamos contar con oportunidades para presentar nuestro proyecto en simposios virtuales y conferencias. Estamos en proceso de confirma un simposio virtual con la sección de interés de Derecho Extranjero, Comparativo e Internacional (FCIL-SIS por sus siglas en inglés). Adicionalmente, nos gustaría tomar la palabra en conferencias locales e internacionales sobre este proyecto y la importancia en las comunidades que estamos monitoreando. 

 

dad

Marcelo Rodríguez es un Bibliotecario de Derecho, Cortes del Segundo Circuito en EEUU.

Marcelo_Rodriguez@ca2.uscourts.gov 

 

 

 

asdasd

Michele A. L. Villagran es una Profesora Asistente en la Escuela de Información en la Universidad de San José.

michele.villagran@sjsu.edu