José Eguigure: Comunidades e implementación de políticas de recuperación tras Covid-19: Aprendiendo de la experiencia de las cosechas de agua de lluvia en Honduras

Click here to read the article in English.

 

Por José Eguigure

Como estudiante en la Escuela de Gobierno John F. Kennedy (HKS) de la Universidad de Harvard, asistí a una sesión virtual llamada "La Niebla de la Guerra: lecciones en tiempo real para los países en desarrollo en la lucha contra Covid-19" impartida por el profesor Ricardo Hausmann. Hausmann recomendó enfáticamente centrar nuestra atención en lo que sucederá después, ya que "esta crisis no será una guerra corta". Tras finalizar, me pregunté repetidamente cómo naciones emergentes, incluyendo Honduras, mi país de origen, afrontarán la recuperación económica y social después de Covid-19. El país ha enfrentado durante mucho tiempo los desafíos del cambio climático, la falta de transparencia y la pobreza extrema. Ahora Covid-19 está exacerbando la situación aún más. Según el Banco Mundial, en 2018, el 48.3 por ciento de la población vivía por debajo de la línea de pobreza en Honduras y el país contaba con una de las tasas de desigualdad más altas del mundo, con un índice GINI de 50.5 en 2017.

Eguigure 1

Eguigure 2

En respuesta a esa situación, algunas de las estrategias claves recaerán en las comunidades y cómo los gobiernos implementan buenas políticas para su empoderamiento. En base a mi experiencia trabajando como profesional del desarrollo en derechos humanos, salud pública, poblaciones vulnerables y cambio climático durante una década y media en Centro América, me di cuenta de la importancia de comunidades empoderadas en tiempos de crisis. Las comunidades pueden abordar problemas inesperados de manera más efectiva—un golpe de estado, huracanes y pandemias—cuando tienen la capacidad de adaptarse y responder con empatía y rapidez, pero sobre todo cuando existe una alta participación de mujeres. En ese sentido, el diseño de políticas y programas para mejorar la resiliencia entre las comunidades debería ser una alta prioridad para los funcionarios del gobierno. Estos últimos pueden desarrollar esta capacidad y responder a las secuelas de Covid-19 mediante el uso de enfoques basados ​​en evidencia combinados con una buena implementación de políticas públicas; y, por consiguiente, lograr resultados inmediatos y también contribuir a un impacto positivo a largo plazo.

Eguigure 4

Eguigure 4

Un buen ejemplo de lo anterior es el uso de un enfoque holístico de agricultura inteligente, tal como el sistema de cosechas de agua de lluvia, cuyo abordaje comunitario responde a varios problemas simultáneamente (por ejemplo, seguridad alimentaria, mejora de ingresos familiares mayor disponibilidad de agua y desarrollo de capacidades). En 2017, Global Communities, una organización no gubernamental sin fines de lucro llevó a cabo una investigación para evaluar el impacto del uso de sistemas comunitarios de cosechas de agua de lluvia entre pequeños agricultores afectados por el cambio climático en el sur de Honduras. Sus hallazgos demostraron la efectividad de estos sistemas para producir al menos tres ciclos de producción por año, incluso en climas extremos. Fue la primera vez que los agricultores produjeron cultivos rentables como sandía y maíz en la estación seca, aumentando su rentabilidad de -34% a 317% (ambos cultivos mostraron altas tasas de retorno marginal por encima del 300%). Utilizando embalses con una capacidad de almacenamiento de entre 8,000 y 20,000 metros cúbicos, los agricultores podrían plantar hasta 10 hectáreas de cultivos con alta demanda hídrica como el maíz (800 a 1,000 metros cúbicos por hectárea) y podrían regar tres hectáreas simultáneamente sin usar bombas de agua. Esta evidencia respalda la promoción de políticas utilizando inversiones públicas y privadas para expandir el uso de la tecnología de cosechas de agua en todo Honduras.  

Eguigure 5

Como lo afirma Matthew Andrews, profesor en HKS, el éxito de una buena implementación de políticas públicas depende de sus niveles de legitimidad y su funcionalidad: legitimidad en términos del tipo de apoyo que necesitan de actores claves involucrados y la funcionalidad en función del impacto que esta política creará a largo plazo. Las políticas innovadoras, como ampliar los sistemas de cosechas de agua de lluvia a nivel nacional, probablemente enfrentarán altos niveles de incertidumbre, especialmente después de Covid-19. El enfoque para implementar esta política, entonces, requerirá componentes adaptativos en los que actores claves, incluyendo las comunidades, deberán participar en la implementación, evaluación, experimentación e iteración de nuevas estrategias. Sé por experiencia propia que cambios significativos ocurren cuando las comunidades de manera inclusiva son parte de los procesos que impactan su propio desarrollo. Por lo tanto, esto debería convertirse en la norma al determinar las políticas de recuperación en Honduras y otros países de la región centroamericana.

Eguigure 6

José Eguigure es un estudiante del Programa Mid-Career Master in Public Administration y Edward S. Mason Fellow de la Escuela de Gobierno John F. Kennedy de la Universidad de Harvard. LinkedIn: www.linkedin.com/in/joseeguigure

All photos are in the department of Valle in southern Honduras.

Courtesy of Cinthia Casco/Global Communities