Paulina Alvarado: La Suplica Viral de #LadyZote

Paulina Alvarado, es una estudiante internacional de Honduras en ultimo año, Clase 2020, en Brown University, estudió ciencias políticas con enfoque en política comparativa e internacional, al igual que salud pública. Ella ha participado previamente en el programa de pasantías de verano del David Rockefeller Center for Latin American Studies en Santiago, Chile. Ella recibio la beca Benjamin A. Gilman para trabajo y estudio en la Universidad de Amsterdam, Holanda. Ella escribio este articulo para la clase de Stephen Kinzer “Periodismo Internacional: Reporte Extranjero en Practica” en Brown University.

 

Click here to read the article in English.

 

Por Paulina Alvarado

“El gobierno nos mando jabón para perros!” se quejó una mujer hondureña en un video viral en las redes sociales. En una semana, ella era una sensación entre las redes sociales de los Hondureños.

“Mira! La bolsa no durará ni 15 días, no hay detergente ni papel higienico!” grito la mujer hondureña a familiares y vecinos curiosos que se habían reunido a observar alrededor de su casa de barro y cemento con piso de tierra en Tegucigalpa, la capital de Honduras.

El video muestra a la pequeña mujer rompiendo enojada la bolsa, sacando articulos de la bolsa con provisiones de comida, y tirando cada uno sobre una mesa polvorienta.

La mujer en cuestión es #LadyZote, su apodo en plataformas de redes sociales como Facebook, Twitter, y TikTok. Ella protesta la limitada provisión de alimentos suministrada por el programa de gobierno hondureño “Honduras Solidaria”, que ayuda a satisfacer las necesidades básicas de más de 800,000 familias en medio de la pandemia de coronavirus en Honduras.

El video de #LadyZote hace eco de una crítica mucha más amplia en la prensa y las redes sociales sobre la corrupción y la credibilidad limitada del gobierno hondureño. Hondureños hambrientos dicen que están enojados con el manejo de la crisis por parte del gobierno. Si bien las quejas de #LadyZote sobre la “bolsa solidaria” se vuelven virales, muchos hondureños salen a las calles a protestar para recibir una en primer lugar a pesar de las restricciones a asamblea pública.

En línea, muchos se burlaron de #LadyZote, ya que el jabón Zote no es un “jabon para perros” como ella dice en el video, sino un jabón que se puede usar para bañarse o lavar la ropa; otros criticaron su comportamiento en general.

            “Son donaciones”, comentó el usuario de Twitter @Lalo343x, “Si alguien te da algo por su buena voluntad, solo deberías estar agradecido y eso es todo. No seas como #LadyZote”.

            Aquellos que han encontrado el video chistoso no han dudado en publicar videos en TikTok bañandose con el jabón Zote. Los DJs en Twittter, como el fanático de #LadyZote @iori_oficial encontro el video tan divertido que hizo un remix musical de #LadyZote.

“Les dejo este pequeño remix para hacer su cuarentena menos aburrida”, tuiteó oficialmente DJ Iori usando hashtags como #FUERAJOH. JOH son las iniciales del presidente hondureño, Juan Orlando Hernández.

Para muchos hondureños, el video de #LadyZote es solo otra forma de mala prensa para el país. Sarahi Mairena, de San Pedro Sula, Honduras, esta especialmente enojada con la cobertura obtenida por el video y la manera en que es otra forma de noticias negativas sobre Honduras.

“Esta mujer solo nos avergüenza”, dijo Sarahi, “ademas de que nuestro país es famoso por su corrupción, ahora somo etiquetados como estúpidos”.

Honduras tiene una de las tasas de corrupción más altas del mundo, según el índice de Percepción de la Corrupción en 2019 de Transparencia Internacional. En una escala de 0 a 100 (0 es muy corrupto y 100 es muy transparente) Honduras recibió 26 puntos. Este es su puntaje más bajo desde 2013. El presidente hondureño Juan Orlando Hernández, ganó las elecciones presidenciales ese mismo año, pero presto juramento para su Segundo mandato presidencial entre protestas y descontento general en 2017.

En la region centroamericana, Hondura es una de los países con el presupuesto más alto para hacer frente a la pandemia de coronavirus con US $3,742 millones — mucho más que El Salvador con $2,000 millones y Guatemala con US $2,025 millones.

Si bien parte del presupuesto proviene de creditos del Banco Mundial o del Fondo Monetario Internacional, la mayoría proviene del presupuesto nacional. A fines de Marzo, se aprobó un gasto de US $3,000 millones a través de nueva legislación. En un mensaje televisado el 29 de marzo, el president Hernández anunció que se habían aprobado US $ 14,4 millones para el programa “Honduras Solidaria”.

El programa fue establecido por el ejecutivo pero implementado por los gobiernos locales. Compran productos locales, así como jabones antbacteriales y mascarillas, creando una “bolsa solidaria” o una bolsa con mas de 20 productos alimenticios no perecederos y productos de higiene, incluidos gel desinfectante y mascarillas. Las bolsas son entregadas a los más necesitados por las fuerzas armadas hondureñas.

Aunque podemos ver en el video a #LadyZote recibir la “bolsa solidaria”, muchos hondureños aún no han recibido una.

Al ingresar a San Pedro Sula, la capital industrial de Honduras, una gran pancarta al lado de Megamall declara en letras rojas “Nuestras familias necesitan comida”. La ciudad conocida por su ética laboral ya no está llena de actividad.

Desde que el gobierno ordenó un toque de queda absoluto el 15 de Marzo, San Pedro Sula se ha convertido en un pueblo fantasma. Algunos ciudadanos hambrientos desafían el coronavirus y se atreven a salir y enfrentar el calor abrasador de la ciudad con desesperación.

Las “bolsas solidarias” no han llegado a muchos barrios de San Pedro Sula, dicen muchos. Los ciudadanos de Lomas del Carmen, uno de los barrios más necesitados de la ciudad,  desobedecieron el toque de queda para protestar por comida. Tanto viejos como jóvenes salieron a las calles, algunos con mascarilla o pañuelos de colores, y llevaron un bandera hondureña con ellos y carteles pidiendo comida al presidente.

Afuera de la Catedral de San Pedro Apóstol, en el centro de la ciudad, algunos vendedores ambulantes se sientan a un lado de la carretera con carretas de frutas y verduras o incluso cobertores de celulares para vender en caso de que un automóvil solitario pase por allí y puedan ganar algo de dinero por el día. Los mendigos emboscan cualquier automóvil en la calle para pedir dinero para comer.

El ministro de educación, Arnaldo Bueso, en un mensaje televisado a nivel nacional pidió a las familias su paciencia, mientras se jactaba de que la mayoría de los barrios de Tegucigalpa, la capital, han recibido oportunamente la “bolsa solidaria”.

Residentes de Tegucigalpa también han salido a las calles, instalando una barricada de neumáticos en llamas en el bulevar principal Suyapa para exigir la “bolsa solidaria”. Mientras que Tegucigalpa tiene tres almacenes para hacer las “bolsas solidarias”, San Pedro Sula tiene solo uno.

En las redes sociales, muchos fueron inconscientes al origen de la bolsa de suministro de alimentos y a la suplica mas convincente de #LadyZote, una que no se refería al jabón para perros.

“Díganle al presidente que deje de robar el dinero que se no ha sido donado y que piense “la gente”, nuestro pueblo, que esta sufriendo”. El tono humorístico del video se desvanece, y nos queda la cruda verdad, los sentimientos sin filtro de los ciudadanos hondureños.

Aunque #LadyZote es tendencia en las redes sociales por sus criticas sobre el jabón Zote, su súplica viral a Juan Orlando Hernández no fue tendencia entre aquellos que continúan haciendo videos de ellos mismos bañándose con jabón Zote y aquellos que critican su comportamiento como “malagradecido.”

A pesar de las diversas reacciones, el video de #LadyZote retrata las limitaciones del programa “Honduras Solidaria” y la respuesta gubernamental general a la pandemia de coronavirus que no ha podido aliviar el hambre de los hondureños.

“El presidente no sufre, el tiene comida en casa”, dijo #LadyZote a la cámara al final de su video viral. Hay una sensación de urgencia para personas como ella.

“Él tiene un refrigerador lleno”,  ella declara, “nosotros comemos mierda”.