Danza Galesa en la Patagonia

by | Oct 26, 2007

“Rio Chubut” by nickytheblade is licensed under CC BY 2.0

​Tal vez sorprenda al lector el título de este artículo, como también sorprende a todo aquel desprevenido viajero que llega al Valle Inferior del Río Chubut, en la Patagonia Argentina. Encontrar nombres de pueblos y zonas rurales en idioma galés, niños que aprenden el idioma desde su primera infancia, jóvenes que bailan danzas galesas, alguna bandera blanca y verde con un enorme dragón rojo flameando en un mástil; afinadas voces entonando una melodía tradicional, rostros blancos y ojos color mar, el mismo que los acuno durante largos meses cuando en 1865 un grupo formado por 153 galeses decidieron dejar su tierra, Gales, en Gran Bretaña. Buscaban un lugar en el mundo que les permitiera conservar su idioma, su cultura, su fé y sus tradiciones, dejando atrás las verdes praderas de la hermosa patria para hacer propia una tierra árida y desolada, que atesoraba para ellos el valor más deseado: la libertad.

Son hoy en su mayoría adolescentes y jóvenes quienes se sienten atraídos hacia una de las facetas que componen la riquísima cultura galesa. El Conjunto de Danzas Galesas Gwanwyn (que en idioma galés significa primavera) desarrolla sus actividades desde 1985 bajo el auspicio de la Asociación San David de Trelew, una institución cultural muy antigua. May Williams de Hughes fundó el conjunto con el fin de dar a conocer y revalorizar este aspecto del arte. Su primera presentación fue en el Eisteddfod de la Juventud del mismo año en Trelew. Su actuación es requerida asiduamente en actos, conciertos, Feria de Colectividades, Certamen Internacional de Coros y distintos eventos de la zona del Valle del Chubut.

El Eisteddfod, que en galés significa eistedd-fod: estar sentado, proviene de la antigua costumbre de los druidas de sentarse en torno a una mesa de piedra para leer sus poemas y más tarde se incorporo también la música y todas las ramas del arte. Es el festival literario musical más antiguo de la Provincia del Chubut, reuniendo a todas las personas amantes de la literatura, la música, la danza y las artes en general. Esta festividad fue traida desde Gales por los colonos galeses y persiste en el tiempo. Desde 1945 se desarrolla en forma bilingue, galés y castellano. Anualmente los diversos grupos de danzas galesas participan en los distintos Eisteddfod que se realizan en las ciudades de Trelew, Gaiman y Trevelin.

Tan Bach (fuego pequeño) y Conjunto de Danzas de la Escuela de Música de Gaiman son otros de los grupos que desarrollan en forma permanente sus actividades. El primero de ellos pertenece a la Asociación San David de Comodoro Rivadavia, fue formado en el año 2003 y agrupa a entusiastas adolescentes comprometidos con la conservación del idioma y la cultura.

Las danzas galesas en general, se bailan en parejas, las hay de feria, son estas, danzas alegres que se bailan al compás de la música tradicional, muy coloridas en lo que a vestimenta se refiere y generalmente su formación es en rondas. Este estilo de danzas era bailado en el campo por la gente de trabajo para festejar la llegada del verano, la cosecha o algún otro acontecimiento que los reuniera.

Las hay tambien de salón, son danzas formales, sus figuras son en hileras, su ritmo es más lento y su vestimenta más elegante.

Las danzas más antiguas son aquellas que se bailan con suecos de madera, muy alegres y entretenidas, pero un poco más dificiles por la importancia de llevar correctamente el ritmo.

Twmpath Dawns son reuniones donde se invita a todos aquellos que deseen conocer y aprender a bailar estas danzas.

Podemos afirmar, que a pesar del paso del tiempo y la distancia que nos separa, la empresa soñada por aquellos pioneros no fue en vano, aún vive también en nosotros el mismo sueño que los impulso a dejar Gales: preservar el idioma, la cultura, la fé y las tradiciones.

Fall 2007Volume VII, Number 1
Graciela Noemí Colasante, descendiente de los primeros colonizadores galeses, integra el Conjunto de Danzas Galesas Gwanwyn desde su formación y tiene a su cargo la dirección del mismo desde el 1988.

Related Articles

Editor’s Letter: Dance!

Editor’s Letter: Dance!

We were little black cats with white whiskers and long tails. One musical number from my one and only dance performance—in the fifth grade—has always stuck in my head. It was called “Hernando’s Hideaway,” a rhythm I was told was a tango from a faraway place called Argentina.

Brazilian Breakdancing

Brazilian Breakdancing

When you think about breakdancing, images of kids popping, locking, and wind-milling, hand- standing, shoulder-rolling, and hand-jumping, might come to mind. And those kids might be city kids dancing in vacant lots and playgrounds. Now, New England kids of all classes and cultures are getting a chance to practice break-dancing in their school gyms and then go learn about it in a teaching unit designed by Veronica …

Dance Revolution: Creating Global Citizens in the Favelas of Rio

Dance Revolution: Creating Global Citizens in the Favelas of Rio

Yolanda Demétrio stares out the window of our public bus in Rio de Janeiro, on our way to visit her dance colleagues at Rio’s avant-garde cultural center, Fundição Progresso. Yolanda is a 37-year-old dance teacher, homeowner, social entrepreneur and former favela (Brazilian urban shantytown) resident. She is the founder and director of Espaço Aberto (Open Space), an organization through which Yolanda has nearly …

Print Friendly, PDF & Email